Cuando volvemos al pasado, cuando sobrevolamos las angustias, es importante seguir conectados con la realidad.Yo no estoy sólo rememorando mis penas: estoy pentrándolas con fuerzas (o ellas a mí, en todo caso), inspeccionando cada una, revisando los ecos archivados, escuchándolos una vez más.
Estoy dispuesta a mirar lo que yace en el fondo o en el camino hacia el fondo del precipicio, pero necesito una mano que me sostenga sólo por si me resbalo. Quiero que lo entiendas, o quizá sea menos prepotente: me gustaría que lo entendieras.
Debo ser fuerte, afrontar lo que me toque, ser artífice de mi destino e intentar por lo menos que por lo menos quienes sufrieron conmigo no vuelvan a saber de mi dolor.

2 comentarios:

Mac L. dijo...

Un besote cami
:)

Mari Demarchi dijo...

qe diosa cami :) adoro tu blog (L)