La falta de fe es falta de luz, porque la fe es creer en algo, aunque no lo podamos ver. Perder la fe es estar convencidos de que eso que no está, no va a estar nunca...
La fe es una conquista que se pone a prueba todos los días.
El que pierde la fe, puede perder un juego aunque lo esté ganando.
Dicen que la fe mueve montañas, pero una montaña de fe mueve mucho más. No hay nada peor que darse por vencido. Aún cuando veas todo negro, cuando no veas la salida, cuando creas que no vale la pena seguir creyendo en eso que creías, seguí, cerrá los ojos bien fuerte y seguí, porque el secreto no es una pluma o magia, el secreto es la fe, fe en la magia.
La fe en tu suerte puede cambiar. La vida va a poner a prueba tu FE, una y otra vez, sólo depende de cuánta fe tengas en lo que querés, de cuánta fe tengas en vos, de cuánta fe tengas en la vida...

No hay comentarios: